Bullying psicológico – ¿De que se trata?

por | Marzo 31, 2016
Anuncios publicitarios

¿Cuando se manifiesta?

El bullying psicológico aparece cuando el agresor, mediante el uso de amenazas hacia su víctima, busca manipularla para la obtención de diferentes recursos para él. Estos pueden ser económicos, sexuales, o que generen una ventaja de cualquier tipo para el. Para que esto se dé, el agresor ejerce un fuerte control y se presenta de forma intimidante, agresiva y violenta generando temor en la persona para el logro de sus objetivos.

El bullying psicológico es difícil de identificar, puesto que la forma de agresión puede ser, verbal, con una mirada o una señal obscena, un gesto, etc. Puede darse a espaldas de cualquier persona, evitando que esté presente alguna que represente un peligro para el logro de un objetivo mediante la manipulación que está ejerciendo el agresor. Esto, también asume que el victimario puede mantenerse en el anonimato.

te puede interesar:

bullying psicologico bullying psicológico Bullying psicológico - ¿De que se trata? bullying psicologicoEste tipo de bullying, puede darse en diferentes ambientes como:

-El acoso a nivel laboral

-Acoso sexual (familiar, laboral, etc)

-Acoso escolar

-Ciberacoso (también escolar) y ciberbullying

Además, contienen varios factores como:

La persecución

Esta es una manera continua y que genera desesperación para la persona intimidada. En esta, la víctima es acorralada para que el agresor pueda llegar al fin u objetivo que busca.

La intimidación

Está presente en todas las situaciones de acoso. Con el objetivo de provocar miedo, vulnerabilidad, inseguridad y peligro en la integridad de la persona, el agresor efectúa amenazas que son psicológicamente alarmantes, provocando pánico y posibles perturbaciones, factores que no dejan a la víctima permanecer tranquilo en sus actividades diarias.

La tiranía

Es el grado máximo de la superioridad, pues le permite al agresor manejar a su favor las personas víctimas del acoso para diferentes fines.

El chantaje

Son las amenazas, básicamente, las que son usadas en este método para que la víctima sea obligada a cumplir con las órdenes dadas por el agresor. Estas amenazas pueden constar del robo de dinero, mentiras, desplazamientos de lugar, adquirir y mantener objetos, entre otros.

La manipulación

Esta intervención, para convertir una situación en ventajosa y favorable para el agresor, consiste en uno de los factores más crueles y degradantes psicológicamente para la víctima, pues pone en tela de juicio la reputación e imagen de quien está siendo perjudicado.

El bullying psicológico es el que más consecuencias provoca por los daños que genera, atentando contra la personalidad y la integridad moral de la víctima. La persona experimenta deseos de quitarse la vida, ejecutar cualquier tipo de represalias, entre otras situaciones. Además de los cambios de comportamiento que se van haciendo evidentes en el entorno familiar y/o en el que se encuentre. Este puede ser una señal de indicio para casos de bullying más fuertes como el físico, y que abarquen otras consecuencias.

Lo ideal en estos casos es mantener la calma e informar sobre lo que está sucediendo. Inicialmente va a ser difícil para la víctima hablar sobre el tema, pero se le debe indicar la importancia que explicar la situación representa para evitar la evolución del bullying, y prevenir actos severos y repetidos hacia otras personas.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *