¿Cómo vivir con el acoso escolar? Agresor y víctima

por | enero 13, 2017
Anuncios publicitarios

Combatir y erradicar el acoso escolar de las dos partes

Se reconoce como acoso escolar a todo tipo de agresión, violencia y maltrato que es expresado de forma psicológica o física. En este caso del acoso escolar, la agresión es principalmente ocasionada por parte de los compañeros de la escuela, y además, suele ser una situación no sólo incómoda y con grandes consecuencias, sino que es ejecutada por un largo tiempo.

Básicamente el compañero agresor provoca esta situación con el fin de intimidar al niño o a la víctima a través de una manifestación e imposición de una dominación o abuso de poder. En este sentido, dicha búsqueda puede darse de forma física con agresión o sin necesidad de contacto físico es percibido. La principal consecuencia es la disminución de su autoestima, además de desarrollar fobia escolar, tristeza, cambios en el apetito y la conducta, entre otras.

Tristemente es una situación que ocurre con frecuencia en el ambiente escolar, tanto que muchos; padres, directivos, estudiantes y en general toda la comunidad escolar, tienen la errónea idea de que es una circunstancia “normal” de jóvenes y niños de su edad.

te puede interesar:

Mecanismos para erradicar el acoso escolar

Para combatir esta situación y saber cómo vivir con el acoso escolar fuera del camino y de sus vidas, te presentamos a continuación diferentes métodos que se pueden usar tanto para las víctimas como para los agresores:

1. Indaga sobre el tema

Probablemente conozcamos el concepto del acoso escolar, pero muchos podríamos desconocer las causas, los síntomas y señales para detectarlo en todos los ámbitos, ya sea en la escuela, la casa, las salidas, etc y sobre todo, las consecuencias. El primer paso será informarnos sobre el tema completamente para empezar con la identificación.

2. El diálogo como principal aliado

¿Cómo vivir con el acoso escolar? Agresor y víctima vivir con el acoso escolar1Cuando se detecta el acoso escolar por manifestaciones como el cambio de conducta principalmente, existe un medio para enfatizar quizás un poco más en la situación. Sin embargo, es esencial escuchar lo que el niño tiene que decir, no hay que subestimar. En cualquiera de los casos, ya sea si el niño es víctima o agresor, es vital que establezcamos una comunicación en la que él pueda expresar abiertamente lo que siente.

Procura evitar darle rienda suelta a tus sentimientos y emociones, especialmente si están relacionados con el enojo y demás.

3. Indaga sobre la situación en la escuela

Hecho esto, será necesario investigar sobre lo ocurrido en la escuela, acudiendo a los profesores para hablar del tema y saber lo que en realidad está ocurriendo. Es importante que como padre o acudiente del niño, estés al tanto de lo que sucede con ellos en la escuela, por lo que es necesario que no pierdas contacto.

4. Construye estrategias con el niño

La construcción de estrategias no se posa en la venganza o la ejecución de conductas negativas en respuesta que permitan empeorar la situación. Es importante evitar y dejar claro que la forma de encontrar solución no es la estimulación de conductas agresivas, sino que se debe optar por la comunicación con la otra parte o su acudiente para solucionar la situación.

5. Busca ayuda profesional

Lo cierto es que los alcances y los límites que deja como consecuencia el acoso escolar son altamente preocupantes y devastadores. Para evitar que se presenten este tipo de situaciones y se caiga en efectos irreversibles, una buena técnica sería acudir a un profesional. Muchas veces las personas no pueden solucionar sus diferencias, por lo que se necesita también alguien que cumpla el papel de mediador y se pueda llegar a los mejores términos.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *