Saltar al contenido

Qué hacer ante acoso escolar

Consejos para padres y víctimas de acoso escolar

Guía para víctimas y padres del acoso escolar

En muchas ocasiones los casos de acoso escolar pasan a situaciones graves que se pudieron haber evitado desde un principio. Por esta razón, a continuación presentamos algunos consejos que pueden tomar las víctimas principalmente y los padres o responsables de los menores que están siendo agredidos, en primera instancia:

 

Palabras clave: que hacer ante acoso escolar

Para las víctimas

¿Qué hacer ante el acoso escolar?

Informar

Este es el primer paso para detener el caso de bullying que estás sufriendo. Debes manifestar esto cada vez que suceda.

Registro

Puedes tratar de evidenciar por cualquier medio el acoso escolar del que estás siendo víctima, ya sea a través de una grabadora, las cámaras de la institución y demás.

Finalizar 

Una vez hayas hablado con tus padres y hayas comunicado el problema, deberás pedirles que asistan al colegio para tomar otras medidas.

Documentar

 Se deben tener pruebas y problemas en los que enfatizar, por esto es necesario que se documente cuándo, cómo y dónde ocurren estas conductas hacia a ti.

 

Para los padres y/o adultos responsables

Informar

Como padres tenemos la tarea de cuidar de nuestros hijos, por esta razón una vez el niño le haya informado del caso de acoso escolar, deberá presentar por escrito la situación y todas aquellas conductas específicas que el niño haya experimentado.

Constancia

Se debe mantener al colegio informado constantemente sobre la repetición de conductas agresivas hacia el menor e informar cada vez que sucedan.

Especialistas

El colegio entonces tomará medidas con especialistas del colegio y citará a las personas involucradas con el fin de solucionar la situación. En caso de que el colegio no proponga alternativa ni muestre interés, existen especialistas y líneas de ayuda que se encargan de tratar este tipo de casos de acoso escolar y bullying.

Es importante hacerle saber al niño que no está solo, por lo que la familia juega un papel fundamental en el fortalecimiento de la personalidad, las emociones, los sentimientos y el apoyo para él cuando suceden este tipo de circunstancias.

Problemas que pueden surgir 

Puede ocurrir que los padres denuncien a la dirección de los centros educativos y por no prestarles el apoyo necesario, cómo también por los perjuicios psicológicos reciban amenazas o rechazo en contra y tengan que retirar los hijos del colegio. También, ocurre que  por falta de pruebas, la escuela quede eximida de responsabilidades. Igualmente, si la escuela demuestra que ha organizado una reunión, que ha activado un protocolo o que ha intervenido de algún modo, queda eximida de cualquier responsabilidad. Aunque ninguna de esas medidas hayan sido eficaces para resolver el conflicto. Otro aspecto es que los niños muchas veces están siendo acosados en el colegio y los padres y familiares no les creen. Tratan de no enfrentar la situación para no tener que lidiar con todos los enormes problemas que supone el acoso escolar.  

 

Recomendaciones

Los padres debemos cuidar de nuestros hijos, y confiar en ellos primero que en cualquier extraño. Una vez que el niño haya informado del acoso escolar, los padres tienen que oírlo con atención, mostrar solidaridad y apoyo inmediato. Luego  deberán presentar por escrito la situación con todos los detalles específicos que el niño les haya descrito acerca de la situación que ha experimentado. Los padres deben ser constantes, diligentes y estar vigilantes acerca de la repetición de la conducta de acoso escolar hacia el menor, así como verificar la frecuencia de la ocurrencia del evento. 

El colegio no puede condenar al niño que está siendo agredido y acosado, tiene la ineludible responsabilidad de hacerse responsable por la situación de acoso escolar. Debe buscar un especialista y citar de manera inmediata a las personas involucradas, buscando solucionar de manera asertiva y contundente el problema. El colegio debe mostrar interés, está obligado a hacerlo. Si el colegio no propone alternativas, ni muestra interés, los padres tienen que buscar ayuda de un especialista y alternativas posibles para tratar el problema del acoso escolar de sus hijos.