Saltar al contenido

Apariencia física o ideal de belleza, una causa que lleva bullying

La Apariencia como una causa de bullying o acoso.

La apariencia es una característica que puede atraer el bullying o  la intimidación y persecución que sufre una persona por su aspecto. Podría ser que sea intimidada por su tamaño, altura,  desfiguración, deformidad por enfermedad o también por el peso (delgadez o sobrepeso).

La apariencia en las personas con una desfiguración las afecta no solo por la preocupación sobre su aspecto sino porque  temen ser blanco de acoso o bullying.

En una encuesta de Girlguiding 2014, el 45% de las mujeres de 11 a 21 años de edad dijo que a veces se sentía avergonzada de su apariencia, y el 31% dijo que conocían a chicas de su edad que por su apariencia o discapacidad habían sufrido acoso.

Los problemas alrededor de la imagen corporal en las escuelas y colegios también han sido reconocidos por el centro para la investigación de la apariencia en la Universidad del oeste de Inglaterra, como causas del bullying o acoso. Está institución está colaborando en una iniciativa europea financiada por la comisión para indagar  cómo puede abordarse el problema de la apariencia como causa del bullying o acoso.

El proyecto del espejo se creó para desarrollar un paquete de formación docente con estrategias para disminuir la deserción escolar vinculada a cómo se siente la gente por su apariencia.

Sam Powell aprendió que cambiar caras, como parte de su campaña de cara igualdad, produjo recursos didácticos para las escuelas y ejecuta sesiones de capacitación con el personal y alumnos.

El objetivo es ayudarles a entender cómo se siente un niño intimidado.

Pero también, para ayudar a los alumnos que puedan estar actuando por miedo o prejuicio que no pueden analizar lo que les sucede a hacerse conscientes de que pueden estar discriminando a otros debido a su apariencia.

 

¿Qué significa la Apariencia como causa del bullying o acoso?

En España, según los estudios no se tiene piedad en las escuelas con la apariencia física. Los escolares con sobrepeso y aquellos que no van vestidos a la moda son los que más ataques sufren. En concreto, y en la etapa de la adolescencia, son discriminados por casi la mitad de sus condiscípulos.  

Estos argumentos son corroborados en un estudio elaborado por el British Council, en una red de centros educativos en toda Europa, en una muestra de 4.200 escolares adolescentes de nueve países (Bélgica, Reino Unido, Alemania, Grecia, Italia, Malta, Holanda, Portugal y España).

El estudio, presentado en el parlamento europeo, revela importantes diferencias entre países, pero con una constante, de que la apariencia es una causa del  bullying en toda Europa. En España, un 15 por ciento de los encuestados asegura que es un problema en su centro de estudios. Otro 4 por ciento revela haber sido víctima y hasta un 27 por ciento reconoce que se ha divertido a costa de sus compañeros de clase, haciendo burlas debido a la apariencia.

Principales causas del bullying por el aspecto físico

Existen apariencias específicas que pueden ser causas de bullying entre las mas populares encontramos su orientación sexual en los trabajos o sobrepeso en los colegios. Para comprender un poco más a fondo veremos las 5 principales causas de bullying por aspecto personal.

La apariencia relacionada con el  Sobrepeso u Obesidad

El tema de la obesidad y el sobrepeso como causa del bullying parece ser un factor determinante en los casos de los  acosados, pero también hay que tener en cuenta que en ocasiones son estas personas con sobrepeso u obesos los que acosan a otros.

En cualquier víctima de acoso por apariencia, es fundamental tratar el tema de la autoestima, pero en el caso de los que padecen obesidad es indispensable considerar que esta condición no solo está mermando su salud física, sino que también está teniendo consecuencias a nivel psicológico y social.

Es importante que las personas con obesidad, independientemente de que sea el acosado o que sea el que acosa, puedan cambiar sus hábitos alimentarios.

Además que comiencen a realizar una actividad física y mejoren su seguridad, ya sea para evitar ser abusado o para evitar el acoso a otros compañeros.

La apariencia por la orientación sexual

La orientación sexual es la principal causa de burla y rechazo en muchas instituciones europeas, encontrándose que el 46 por ciento de los alumnos (el 36 en España), recibe algún tipo de acoso debido a esta condición.

La orientación sexual e identidad de género, son la causa también del  llamado acoso lesbofóbico, homofóbico, bifóbico y transfóbico, que marcan estereotipos en los jóvenes, en los centro educativos o en cualquier otro espacio.

Los términos acoso  o bullying lesbofóbico, homofóbico, bifóbico y transfóbico  se producen como rechazo hacia aquellos comportamientos por los que una persona se expone y/o queda repetidamente sometida a la exclusión, aislamiento, amenaza, insultos y agresiones por parte de sus iguales.

Este acoso puede venir de las personas que están en su entorno más próximo, en una relación desigual de poder, donde las personas agresoras o “bullies” se sirven de la homofobia, la transfobia, el sexismo y los valores asociados al heterosexismo como causas de acoso o bullying.

La apariencia por Discapacidad

La tercera causa de mofa en las escuelas es la discapacidad (35 por ciento). Igualmente, la discapacidad es considerada una desventaja por parte de quien ejerce la violencia (el agresor).

Se produce entre los mismos estudiantes con actos que tienen como fin de causar daño al otro. En el caso de los varones, la agresión es más de tipo física y verbal.

En el caso de las chicas, su manifestación es menos directa, inclinándose por la exclusión social hacia la víctima.

La apariencia por ser persona de la Tercera Edad

En México, 18 de cada 100 adultos mayores padece algún tipo de violencia o maltrato, acciones que son ejercidas, principalmente, por los propios familiares de los ancianos.

La violencia se ejerce en un ámbito de confianza y las mujeres son las principales víctimas. Sin embargo, no se cuenta con registros de las consecuencias, que en definitiva son devastadoras para los adultos mayores.

También el género establece diferencias en el trato, ya que mientras las hijas tienden a ejercer más violencia psicológica y física, los hijos recurren a lo físico y económico.

La violencia y el acoso por la tercera edad es producto de estereotipos y estigmas contra esta población, así como una desvalorización social.

Consecuencias del acoso por Apariencia

La apariencia convierte a las víctimas en blanco de bullying o acoso, por lo que este hecho afecta directamente la autoestima, causando depresión y aislamiento.

Un nombre chistoso, un defecto físico o una muletilla al hablar son sólo algunos de los justificativos que utilizan muchos “bullies” o acosadores  a la hora de intimidar a sus víctimas.

La apariencia como causa de bullying o acoso puede dejar secuelas de por vida, que se acrecientan con el paso del tiempo y pueden generar ansiedad, fobia, depresión y pérdida progresiva de la  autoestima.

Además, los estudios revelan que los jóvenes y adultos sometidos a un acoso crónico durante sus años de estudiantes, mostraron en su adultez más dificultades para expresarse y realizar actividades físicas como caminar, correr o practicar un deporte colectivo.  

Está demostrado que las personas que han sufrido por causa de su apariencia algún tipo de acoso, por ejemplo debido al sobrepeso, presentan secuelas a mediano y largo plazo relacionadas con su imagen corporal y su autoestima que les lleva a sufrir de fuertes depresiones y trastornos alimentarios como la bulimia y anorexia.

 

¿Cómo reconocer que hay un problema con la apariencia personal?

Puede ser difícil detectar este tipo de bullying. A veces no se pueden controlar las acciones de los jóvenes pero es importante saber que amigos se tienen, que sitios se frecuentan y al saber qué sitios y juegos electrónicos les gustan.

Cuando la apariencia es causa de acoso se notarán cambios de hábitos de manera repentina, lo cual es señal de que algo está sucediendo.

 

¿Cómo podemos prevenir el bullying por aspecto personal?

Existen multiples forma para prevenir el bullying por apariencia, si las implementamos de una forma adecuada podemos ayudar a disminuir los efectos en las víctimas gracias al apoyo que brindamos. A continuación veremos 7 modelos que sirven para prevenir el bullying por apariencia personal.

Compartir experiencias

Hable con sus familiares, sus padres o amigos sobre los motivos por los que las personas le hostigan y pida ayuda para aprender de las experiencias de otros, así como de sus propias observaciones.

Involucrarse de manera positiva con el problema

Analiza cómo se siente sobre los comentarios ajenos y plantee otros puntos de vista. Por ejemplo, puede detectar que se burlen del color de su cabello, pero ese mismo color puede ser uno de los rasgos que más  gusten de su persona.

Asegurar a la víctima que no es su culpa

Conversar sobre por qué algunas personas hostigan a otras. Entender que no necesita cambiar su apariencia ni intentar adecuarse.

Buscar apoyo

Si cree que es necesario hablar del problema con las autoridades escolares o la policía, arme un plan de acción de manera conjunta con quienes le apoyan de modo que sienta que tiene el control.

Utilizar las herramientas de Internet

Utilice las funciones de “bloquear” y “denunciar” al acosador.  La mayoría de las redes sociales tienen esta opción. Algunos sitios web tienen botones que permiten denunciar incidentes directamente a las autoridades.

Reunir evidencias

Reúna tanta evidencia de bullying como sea posible, desde mensajes de texto y correos electrónicos, hasta capturas de pantalla.

No enfrente al acosador directamente

Evite contestarle al acosador, si está enviándole mensajes al celular o por Internet,  eso sólo lo incitará a continuar. En vez de eso, lleve un registro de los incidentes, muestraselos a otras personas y apague el dispositivo.