Saltar al contenido

El genero frente al acoso o bullying en la escuela y la sociedad

El Género como causa de bullying o acoso

El género es una de las causas por las cuales  las personas son acosadas debido a su identidad, sexualidad, expresión del género, que se evidencia en ciertas características físicas. El rechazo desde el género como causa es transmitido a través de insultos, ataques verbales, agresiones físicas, o ataques indirectos como rumores o incentivar al grupo a hacer burlas o mofas de la víctima entre otras prácticas.

En el género como causa del bullying o acoso, los acosadores (bullies) son generalmente varones que intimidan y acosan a las niñas o chicas, a los homosexuales, transexuales y tiene enmascarado en lo interno un problema de identidad de género.  Incluso cuando el acosador (bully) es una chica su objetivo suele ser también del sexo femenino, lo cual indica que el poder lo maneja casi siempre el sexo masculino.

¿Qué significa el género como causa de Bullying o Acoso?

El género como causa del bullying o acoso se prolonga más allá del momento en que un niño o joven aparece con una camiseta rosa, o cuando una chica nunca lleva vestidos, o cuando un adolescente se lleva mucho mejor con las chicas que con los chicos. Su origen proviene del establecimiento de dicotomías sociales establecidas por los estereotipos azules o rosas, fuertes o débiles, heterosexuales o no heterosexuales.

 

Causas del Bullying o acoso por Género

Una de las causas más importantes de este acoso son:  

Las relaciones de poder y las normas sociales 

Desde el género  se dan relaciones de poder y ciertas normas que no suelen discutirse en los foros o artículos sobre bullying. Sin embargo, son raíces fundamentales de estos problemas. En el entorno tanto escolar como en cualquier otro entorno,  cuanto más idealizados se encuentren ciertos tipos de masculinidades y feminidades, más se evidencia el género como causa de bullying escolar. Ya que toda persona que no se encuentre dentro de estos valores binarios de niño/niña, hombre/mujer tan marcados por la sociedad, será proclive a padecer acoso en cualquier ámbito.

Por otra parte, existe un conjunto de normas sociales no escritas pero sí transmitidas de generación en generación que indican la imagen tradicional del niño o niña, chico o chica, hombre o mujer. Por lo que, se recalca el término objetivo y no la víctima, porque en estos casos, lamentablemente todos pueden ser en un momento dado,  víctimas del bullying o acoso aunque no se reconozca como tal. El sufrimiento que genera el bullying o acoso cuya causa es el género, de diferentes maneras, alcanza a muchos más espacios de los que da la imaginación. 

Consecuencias del bullying o acoso por causa del género

Las consecuencias por género son las peores imaginadas, pasando por el aislamiento, la depresión y como se ha comprobado ya en algunos casos, incluso el suicidio. El chico o chica acosada prefiere desaparecer de este mundo antes que seguir soportando el acoso.

Al hablar de las consecuencias, se cree  que la mejor medicina es la prevención y el momento de la infancia es el mejor momento para trabajarla. Por ello, se requiere  provocar una reflexión en la sociedad, y poder formar personas completas, únicas, respetuosas, tolerantes y no como seres sólo rosas o solo azules, limitados por los estereotipos de género.

Prevención en el género

Las medidas preventivas en el género como causa de bullying o acoso se refieren a las medidas tomadas desde la familia, la escuela y la sociedad en general  para educar e informar a la población acerca del género. Algunas son: 

Examinar el  comportamiento como profesorado en cuanto al género

Ello contempla revisar si se hacen los grupos por sexo, si se habla o trata de manera diferente a los chicos y chicas, a los hombres o mujeres. Igualmente examinar si se está lo suficientemente formado para abordar el problema del género.

Examinar las ideologías del  género de los estudiantes y otros grupos

Examinar si los estudiantes o en general la gente es sexista hacia ellos mismos y hacia los demás. Igualmente, ponderar si se entiende la diferencia entre identidad de género, sexo biológico, expresión de género y orientación sexual. Así mismo, evaluar la tolerancia al sexo diferente.

Examinar los espacios en los que cada quien se mueve

Analizar si las personas están por sexos, aunque sea de manera implícita. Qué se puede concluir de las relaciones en los patios de las instituciones y si se da la asistencia de actividades extraescolares.

Examinar los materiales que se usan

Mirar la forma de promover libros de texto o material complementario evitando las desigualdades del género, buscando la manera se contrarrestarlos y comentarlos. Incentivar la preocupación en proporcionar materiales, como literatura infantil o para adolescente,  y en general para los adultos también, que rompa con las jerarquías del género.

Promover la formación con respecto al género cómo causa del bullying o acoso

Incentivar en el currículo la formación de los estudiantes para la comprensión del conocimiento acerca del género y su diversidad.  Preocuparse por establecer un protocolo y equipo de apoyo a las víctimas de acoso.