Saltar al contenido

La relación social frente al bullying o acoso, destrucción de la reputación

La relación social y el acoso o bullying

La relación social se define como todas aquellas interacciones que se dan en las personas en su vínculo con la sociedad con la cual tienen identidad.

La relación social puede ser causa de bullying o acoso, manifiesta en la intimidación sistemática y deliberada para dañar la reputación y las relaciones sociales de alguna persona.

 La víctima de acoso en este caso, es apartada del grupo el cual es convencido de no hacer amistad con el acosado. Consiste también, en difundir de manera verbal y a través de las redes sociales, chismes y rumores, para excluir a otros de un grupo de amigos o avergonzar a alguien en público.

La relación social como causa del bullying o acoso, es a menudo difícil de reconocer y se lleva a cabo a espaldas de la persona que está siendo hostigada.

Incluye: hacer correr mentiras, falsos rumores y difundir chismes, animando a otros a volverse en contra de alguien, aislando a la persona constantemente y fomentando en otros la disposición a hacer lo mismo socialmente.

Excluyendo a la persona de Internet, haciendole ciberbullying con comentarios negativos en los mensajes.

Igualmente, colgando en la red imágenes comprometedoras que puedan dañar la reputación social o aceptación social de alguien,  usando apodos humillantes.

No es fácil para la víctima pasar por este episodio y aceptar que se ha cruzado la línea de ser bromas a la intimidación persistente.

Ya que para el momento en que la persona se da cuenta de que es acoso, siente que se le hace más difícil buscar ayuda.

 

¿Qué significan las Relaciones Sociales como causa del bullying o acoso?

El significado específico de las relaciones sociales como causa del bullying o acoso,  se relaciona con la acción de marcar a una específica persona, a través de sus propias creencias y estereotipos.

Se trata de una forma de acoso sin parar, no realista, de propagación de rumores para sacar a la persona del círculo social, destruyéndole la vida o el bienestar, dañando muchas veces, su parte económica y financiera, declarándose también el acosador,  como su enemigo.

La relación social como causa del bullying

Es difícil comprender las razones de por qué las personas sienten la necesidad de intimidar a otros. Algunas de las razones más comunes desde lo social son:

 El comportamiento de búsqueda de atención, no importa si es positivo o negativo.

El pensamiento de que pueden conseguir lo que quieren con la  intimidación.

Para impresionar a los demás y hacer sentir que están ganando respeto y popularidad entre sus compañeros.

Para castigar a la gente de la cual están celosos o envidiosos, haciéndolas objetivo de intimidación.

Porque los demás  lo están haciendo y temen hablar por miedo.

Posiblemente porque puedan tener baja autoestima, confianza y problemas de ira.

Ellos mismos han sido acosados.

Cualesquiera que sean las razones, no da a  cualquier persona el derecho de acosar para   hacer sentir a otros por debajo o intimidarlos, porque este hecho le haga sentirse mejor.

Consecuencias de  La relación social como causa del bullying o acoso

Cuando alguna persona se enfrenta con la intimidación por causa de lo social, su primer instinto puede ser aislarse y retirarse de todas las situaciones e interacciones sociales, en línea y cara a cara.

Esto es una emoción natural para  intentar protegerse de más daños.

El daño más resaltante que se le hace a la víctima es emocional, principalmente implica un golpe a la autoestima y la confianza.

Por lo que se puede experimentar ansiedad y depresión que puede significar un serio daño a la salud emocional, mental y al bienestar.

Otra emoción que se puede sentir es el enojo y esto puede convertirse en un comportamiento agresivo. La ira y la frustración pueden ser destructivos, por lo que, obtener ayuda es importante.

Todas estas emociones son un proceso, un camino que recorrer para ayudar a comprender los sentimientos.

De allí que, es importante tratar de hablar con una persona de confianza, como los padres, un profesor o un familiar.

En este sentido, conseguir apoyo puede ayudar para obtener la fuerza que se necesita para conseguir detener el acoso en las relaciones sociales.

Prevención del bullying o acoso social

Consejos para la superación del bullying o acoso desde lo social

Tratar con el bullying por causa de lo social puede ser difícil. Por lo que, a continuación se presentan algunos consejos para prevenirlo

Confiar en los instintos

Los amigos nunca intimidan.  Los que lo hacen, jamás fueron amigos en primer lugar.

Ver el panorama más grande

Es más fácil decirlo que hacerlo pero se debe recordar que  quienes hacen bullying o acoso tomando las relaciones sociales como causa, pueden tener problemas y aunque esto no es excusa, puede ser una razón de por qué han escogido esta forma de actuar.

Pedir ayuda

Pedir ayuda para detener el bullying o acoso  no es una debilidad, incluso tener a alguien con quien  hablar al respecto puede ayudar enormemente. Por lo tanto, hay que notificar a los seres queridos del problema.

Involucrarse

Unirse a un grupo que ofrece actividades que agradan y que le darán la oportunidad de brillar. Incluso usar las experiencias vividas para configurar un grupo de apoyo de pares para los que son intimidados o han sufrido de acoso en las relaciones sociales puede ayudarle a sanar las consecuencias.

Ser uno mismo

No dejar que las acciones de la mente pequeña de otros opaque el brillo que se tiene como persona. Ser amable, tener confianza y amor propio, son aspectos que se deben fortalecer continuamente. Los acosadores pronto se aburrirán cuando no consiguen motivar una reacción de sus víctimas.