Saltar al contenido

Acoso Sexual o Bullying Sexista

Acoso Sexual – Bullying Sexista – abuso y hostigamiento sexual

El acoso sexual es un problema grave que debe abordarse. Aunque no existe ninguna definición oficial, el acoso sexual es un comportamiento, físico o no físico, donde la sexualidad o el género se utiliza como un arma contra el otro.

Por lo tanto, el acoso sexual es cualquier comportamiento que degrada a alguien, y la víctima es escogida y perseguida con el uso de lenguaje sexual, gestos o violencia y victimizando a alguien por su apariencia. Igualmente, el acoso sexual también es presión para que la persona acosada actúe de manera  promiscua y actuar de una manera que hace poner a otros incómodos.

 

acoso sexual bullying

 

¿Qué es el bullying o acoso sexual?

Estos comportamientos ocurren dentro y fuera de los colegios, universidades, trabajos, en los grupos sociales y en línea. Es tan grave como cualquier forma de crimen de odio y debe ser tratado como tal por padres, maestros y sociedad en general.

La víctima en general es perseguida de manera sistemática y continua, puede ser tan grave como que la víctima sea acorralada en grupo y en casos extremos hasta ser violada.

Las formas de intimidación sexual y Acoso  incluyen una amplia gama de comportamientos y puede a menudo causar angustia y devastación a una persona.

 

Algunos ejemplos de intimidación sexual son:

Insultos abusivos y sexuales.

Difundir rumores de naturaleza sexual en línea o en persona. Esto incluye el uso de insultos homofóbicos hacia los demás.

Miradas y comentarios no deseados sobre la apariencia de alguien cara a cara o a sus espaldas.

Inadecuado y tocamientos sin consentimiento, también presionar a alguien para hacer algo que no quieren hacer, utilizando el chantaje emocional o la comparación de anteriores encuentros para que alguien se sienta obligado a hacer algo sexual.

Presionar a alguien para hacer sexo y utilizar el chantaje emocional, por ejemplo amenazando con terminar una relación o mandar una imagen por la red, en el correo en panfletos lanzados en los espacios tales como la escuela, el trabajo, los ambientes sociales o comunidad donde habita la víctima.  

Enviar una imagen a otras personas sin consentimiento es una forma de acoso sexual también.

Insinuaciones sexuales  inadecuadas persistentes y no deseadas.

Sexismo en todas sus formas y estereotipos de  género acerca de los roles del macho y la hembra.

Graffiti con contenidos sexuales o visualización de la circulación de material inapropiado de naturaleza sexual, como la pornografía.

También insignias o ropa con insinuación sexual inadecuada.

En su forma más extrema, agresión sexual o violación.

 

¿Cómo se origina el bullying o acoso sexual?

Investigaciones  de las últimas cuatro décadas han demostrado que el acoso sexual es un problema generalizado en las mujeres. Ya que en las mujeres es más predominante y ellas son más propensas a ser hostigadas sexualmente que los hombres.

Mientras que los hombres  son más propensos a reconocer el acoso sexual y a  verlo como un problema de hombres. Igualmente, los hombres y las mujeres más jóvenes están más en riesgo. En términos de lo que este problema parece es importante  tener en cuenta que las experiencias de la gente que ha sufrido acoso sexual pertenecen en un continuo de violencia sexual.

Esto puede ir de  inofensivo comportamiento oral y tácito, a experiencias de contacto físico no deseado y de agresión sexual o violación.

La forma más comúnmente reconocida de acoso sexual es un quid-favorable-quo. Aquí es donde una persona con más poder institucional (o percibido) hace las demandas de una persona con relativamente menos poder, a cambio de avances relacionados con la carrera o con la amenaza de represalias (como se ve en los alegatos de Weinstein).

Pero esto realmente representa una pequeña proporción (informes entre 3% y 16%) de las experiencias de acoso sexual. La agresión sexual y violación en el trabajo representan una proporción incluso más pequeña (1% a 6%).

La forma más frecuentemente experimentada de acoso sexual es el acoso de género. Esto incluye comentarios verbales inoportunos, inadecuadas y reiteradas peticiones de fechas, observaciones sobre la figura y el comportamiento tácito como mirar, silbidos y gestos sugestivos que provienen con frecuencia de personas de igual estatus y poder como la víctima (alrededor del 55% de los informes).

acoso sexual y bullying

 

¿Cuáles son los efectos del bullying o acoso sexual?

Los efectos de la intimidación sexual

Existe evidencia de que el acoso sexual va en aumento y está ligado a la violencia doméstica y otras formas de violencia basada en género como violación y agresión sexual.

Acoso sexual puede socavar la dignidad y la seguridad de alguien como afectan su bienestar emocional y conducir a depresión, aislamiento, trastornos de la alimentación y la uno mismo-dañar. Es muy común el acoso sexual a subir viral tanto offline como online con no dejar a la persona en el extremo receptor. Los niños son tanto víctimas del acoso sexual como las niñas.

Chicos sientan demasiado impotentes para detenerlo, bajo presión para hacer algo que no quieren y llaman nombres si ellos no eligen ser promiscuos o no se perciben a ideales de sus pares de la masculinidad. Las cicatrices de estos efectos pueden durar toda la vida si no apoyó y animó a estos sentimientos.

 

¿Cuáles son las medidas que se pueden tomar para contrarrestar el acoso sexual?

Podemos tomar varias medidas

 

Cómo ayudar a alguien que está siendo víctima de acoso sexual

Es importante que los niños y jóvenes estén  educados en los temas de acoso sexual desde una edad temprana. Esta educación debe venir justo de la casa y de la escuela. Hablar con ellos acerca de tomar decisiones positivas y elevarse por encima de lo que sus compañeros esperan de ellos y ser responsables. 

Si alguien está siendo hostigado sexualmente, necesita ayuda para conseguir que las acciones delictivas de los acosadores sean puestas en evidencia y detenidas. Anime a las víctimas a buscar ayuda de alguien que quien confíen, como un padre, miembro de la familia o un profesor. Pueden llevar un diario de todos los incidentes como evidencia y realizar capturas de pantalla si la intimidación está en línea.

 

Últimas estadísticas sobre acoso sexual

Una encuesta realizada en 2006 por la revista ‘azúcar’ en las adolescentes reveló que 45% de las adolescentes encuestadas habían sido a tientas contra sus deseos. 56% de experiencias sexuales no deseadas se produjo por primera vez cuando las niñas eran menores de 14 años de edad. 51% de experiencias sexuales no deseadas se produjo más de una vez y deja las niñas sentirse sucio, avergonzado, culpable, preocupados, inseguros, enojado, impotente y asustada.

Estas estadísticas parecen mostrar es que la creciente sexualización de la sociedad puede ser confuso para la gente joven que no está segura acerca de lo que es aceptable en la actividad sexual o hasta qué punto es ‘demasiado lejos’.

Quieres ver más tipos de acoso