Saltar al contenido

¿Que es el bullying Físico? – Consecuencias del abuso

La amenaza del abuso físico acoso escolar físico

El bullying físico es el más frecuente de los casos de acoso y se presenta mayormente entre hombres. Incluye maltrato y situaciones como riñas, peleas, golpes, zancadillas, hurtos o actos que sean dañinos y que generen irritación y posible presión y depresión, inseguridad, vulnerabilidad y miedo en la persona perjudicada.

acoso fisico

Reúne cualquier acción a nivel corporal en el que se hace uso de los empujones, las patadas, daños de las pertenencias de la persona, encierro, etc. Con el paso de los años, si el bullying físico continúa, las agresiones son mucho más violentas y peligrosas, pues suponen en un alto nivel de riesgo y amenaza para la integridad física de la víctima, pues tienen una intencionalidad con fines más fuertes y específicos.

Los ambientes a los que se ven expuestos habitualmente los niños (principalmente), los han llevado a pensar que la agresión física es algo común y que es el único mecanismo de solución de conflictos. Esta idea, errónea por supuesto, se fortalece cuando los responsables de ellos, aceptan y aprueban este tipo de conductas. Además de los medios de comunicación, que no son limitados ni restringidos por los quienes están a cargo.

Palabras clave: bullying físico, acoso escolar físico

¿Cómo aparece el acoso físico?

La evolución y el desarrollo que toma el bullying físico, inicia con miradas en las que se desafíe a alguien, mostrando indicios de provocar la situación. Posteriormente inician las agresiones que inicialmente no son graves pero propiciarán las otras.

Estas, constan de empujones al caminar o tirar sus pertenencias. Y finalmente las golpizas que pueden ser entre uno o varios individuos, donde la víctima termina con fracturas en el cuerpo, pérdida de sus dientes y en algunos casos, llega a ocasionar la muerte.

Medidas que debemos tomar ante el bullying físico

En ocasiones los casos no sólo se evolucionan por temor e inseguridad en las víctimas, sino porque también los acudientes y demás adultos a quienes les son expuestas las situaciones, hacen caso omiso de ellas o simplemente, no les dan la importancia que requiere.

¿Cómo saber cuándo hay bullying físico?

Ante cualquier indicio de esta situación se debe actuar. La clave es la comunicación, el habla y la escucha para tomar una decisión y luego, acoger las medidas necesarias para detener el acoso y las consecuencias tan graves que el bullying, de forma general, ocasiona.

Los observadores y testigos del bullying físico, las directivas, los profesores, los padres y las víctimas pueden tomar las medidas pertinentes para detener el abuso.

Algunas señales presentes en la víctima del bullying físico, son:

  • La víctima se abstiene de visitar determinado lugar (donde se encontrará al agresor)
  • Hay una decadencia en cuanto al rendimiento en el lugar de estudio
  • Constantemente se le ve triste, incluye la sensación de apatía
  • En clase se ve distanciado de los compañeros y no es acogido para los trabajos grupales
  • Regresa a casa o a clase con heridas y golpes en las zonas visibles
  • Cuando participa en clase se muestra nervioso

Esto, entre otros indicadores.

Es importante mantener ambientes adecuados, pacíficos y estables para el buen desarrollo de las relaciones interpersonales y el crecimiento personal en cualquier tipo de entorno. 

Ante ningún motivo se deben ignorar situaciones en las que los derechos se vean afectados o en riesgo, así como tampoco deben estar en peligro la integridad física y moral de las personas.

Problemas que pueden surgir al acosador y acosado

El bullying físico es un acto delincuencial de violencia física  y humillación hacia la víctima muy grave y debe ser combatido con todo el peso de la ley.

Este acto de violencia física amenaza de manera peligrosa la integridad y vida de la víctima. Ya hay suficientes antecedentes de jóvenes que han perdido sus vidas como consecuencia de las palizas que han recibido por parte de sus acosadores.

Recomendaciones ante el bullying físico – posibles soluciones

Es muy importante saber que el Bullying físico es el más común de los acosos.

Si vemos a algún estudiante o joven golpeando, amenazando  o haciendo algo acciones violenta ante otra persona la mejor manera es interviniendo buscando encontrar un punto de equilibrio o paz.

Otra solución muy sencilla es disimuladamente hacer fotos o un vídeo mientras se realiza el bullying físico. Una vez tengamos el vídeo o fotos podemos compartirlas con las autoridades o con la misma persona que ha sido afectada del bullying o abuso físico para que pueda poner la denuncia correspondiente con pruebas que no pueden ser debatidas.

Además de provocar presión, inseguridad y/o temor; se debe intervenir y dar parte de manera inmediata a las autoridades. Todos debemos involucrarnos.

No podemos pasar viendo como golpean y acosan a un joven entre varias personas y no hacer nada. Hay que recordar que el bullying o acoso físico es un problema de salud pública colectivo.

Aquí podrás ver mayor información sobre todos los tipos de bullying